Esclarece PGJE Tlaxcala los homicidios de una menor y un hombre

Durante su detención, los presuntos responsables agredieron a los Agentes e incluso lograron herir a uno de ellos con un arma punzo cortante.IMG_8596
La Procuraduría General de Justicia del Estado capturó a tres adolescentes responsables del homicidio de una menor de 16 años de edad, cuyo cadáver fue localizado en el interior de unos terrenos de labor, que se ubican en la comunidad de San Andrés Ahuashuatepec, municipio de Tzompantepec; asimismo, son los autores materiales e intelectuales del asesinato del joven, cuyo cuerpo apareció el 3 de abril, en el municipio de Yauhquemehcan.
El trabajo de investigación que montó la Policía Ministerial al contar con las diligencias del Agente del Ministerio Público y Peritos, todos adscritos a la Dependencia encargada de procurar justicia, permitió la aprehensión y puesta a disposición de Miguel Ángel Moreno Retana alías “El Gemelo” de 19 años de edad, Israel Blancas Martínez alías “El Chanclas” de 19, y Leandro Juncos Meneses “El Paquiao” de 25, todos vecinos del municipio de Apizaco.
Lo anterior, luego del hallazgo del cadáver de Brenda N., de 16 años de edad, cuyo cuerpo fue localizado el 23 de abril, en unos terrenos de labor, que se ubican en la comunidad de San Andrés Ahuashuatepec, municipio de Tzompantepec, cuya causa de muerte fue choque hipovolémico secundario a degüello.
Durante las investigaciones, los detectives policiacos tuvieron conocimiento por parte de la madre de la hoy occisa, que el 19 de abril, su hija salió de su domicilio para dar un paseo en compañía de Israel Blancas; sin embargo, ya no regresó, motivo por el cual comenzó a buscarla, y cuatro días después la localizó sin vida en unos terrenos de labor.
Al conocer esta información, los agentes ubicaron a dos sospechosos a las 18:00 horas, del 23 de abril, en la calle 26 de Julio, de la colonia Linda Vista, municipio de Apizaco, por lo que al aproximarse a indagar, comprobaron que se trataba de Israel Blancas Martínez, por lo que le informaron que tendría que acudir a la PGJE a rendir su declaración en relación a la desaparición de la joven.
Acto seguido, se negó a la instrucción, al tiempo que él y su acompañante agredieron físicamente a los detectives, incluso uno de ellos sacó de entre sus ropas un arma punzo cortante con la que logró herir a uno de ellos, motivo por el cual fueron asegurados y puestos a disposición del Agente del Ministerio Público de la Mesa de Detenidos en Apizaco, dentro de la Averiguación Previa 96/2013/MPDN-3.
En su declaración inicial, reconocieron su participación en la muerte de Brenda N., a quien privaron de la vida el 19 de abril, cuando con engaños la sacaron de su casa y la llevaron a unos terrenos de labor, donde la asesinaron, bajo la excusa de que sabía del homicidio que perpetraron en días pasados.
Al mismo tiempo, confesaron que el 3 de abril, en compañía de Leandro Juncos Meneses, privaron de la vida a Jonathan González Mejía de 35 años de edad, ya que tenía problemas personales con uno de ellos. En esa ocasión, llevaron al occiso a bordo de su vehículo al interior de la barranca denominada “Los Suspiros”, que se ubica en el paraje denominado “El Prieto”, del ejido de Santa Úrsula Zimatepec, municipio de Yauhquemehcan, donde lo amarraron y lo asesinaron con un arma punzo cortante.
Con su declaración, los agentes ministeriales se trasladaron a la calle Francisco I. Madero, número 508, de la colonia Centro, municipio de Apizaco, donde ubicaron a una persona del sexo masculino cuyas características fisionómicas correspondían con las del sospechoso; al corroborar que se trataba de Leandro Juncos, le hicieron saber la situación que prevalece en su contra, al tiempo que sin motivo aparente agredió a los detectives, por lo que fue asegurado y puesto a disposición del fiscal dentro de la indagatoria 97/2013/MPDN-1.
Con la captura de estos individuos que enfrentarán su proceso legal en el interior del Centro de Reinserción Social (Cereso), la Procuraduría General de Justicia del Estado esclareció los homicidios de la menor y el joven, en sólo unas semanas.