Esclarece PGJE secuestro y homicidio de regidora de Calpulalpan

EDER GARCIA GONZALEZ 1

  • A través de un operativo, la Policía de Investigación capturó al probable responsable, quien confesó el ilícito contra la integrante del Cabildo.
  • Durante las investigaciones, pobladores de San Cristóbal Zacacalco, del municipio de Calpulalpan, detonaron sus armas en contra de los detectives, incluso retuvieron y agredieron físicamente a uno de ellos.

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), a través del Grupo Especializado Antisecuestros de la Policía de Investigación, esclareció el secuestro y homicidio de la regidora del municipio de Calpulalpan, Fabiola Nancy Vidal Yllescas, quien fue privada de su libertad en octubre de 2015, por Eder García González, capturado y trasladado al Centro de Reinserción Social (Cereso), donde purgaría una condena de entre 50 y 100 años de prisión.

El inicio de la investigación ocurrió el 2 de octubre de 2015, cuando el padre de la agraviada interpuso la denuncia correspondiente ante el Agente del Ministerio Público, en virtud de que su hija Fabiola Nancy Vidal Yllescas, regidora del municipio de Calpulalpan, salió la noche anterior y ya no regresó a su domicilio.

Asimismo, declaró que recibió diversas llamadas telefónicas de un sujeto desconocido, quien le exigió dinero en efectivo a cambio de liberar a su familiar, ya que se encontraba secuestrada; de esta manera, los oficiales de la Policía de Investigación realizaron diferentes pesquisas a fin de esclarecer dicho ilícito.

Durante las investigaciones, el 3 de enero del año en curso, el Representante Social fue informado a través del servicio de emergencias 066, que en el interior de una zanja ubicada en el ejido San Antonio, del municipio de Calpulalpan, fue localizada una osamenta.

Con esta información, el fiscal, policías de investigación y peritos realizaron las diligencias correspondientes del levantamiento de los restos óseos; asimismo, ubicaron en el lugar diversas prendas que correspondían al atuendo que uso la afectada cuando salió de su vivienda.

Posteriormente, luego de diversas pruebas científicas a cargo del Departamento de Servicios Periciales, se corroboró que la osamenta era de quien vida respondió al nombre de Fabiola Nancy Vidal Yllescas.

De forma paralela, la Policía de Investigación en coordinación con la Agencia de Investigación Criminal y del Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (Cenappi), ambas adscritas a la Procuraduría General de la República (PGR), realizaron diferentes pesquisas y análisis de datos, respectivamente, que les permitieron conocer que un sujeto que responde al nombre de Eder García González, fue quien secuestró a la agraviada.

Asimismo, la PGJE contó con el total apoyo del Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, quien instruyó al Comisionado General de la Policía Federal (PF), Enrique Francisco Galindo Ceballos, con el propósito de que brindaran los recursos humanos y tácticos para desahogar esta investigación.

Con la plena identidad del probable responsable, los oficiales adscritos a la Procuraduría de Tlaxcala montaron un sigiloso operativo en el municipio de Chiautempan, ya que de acuerdo con las indagatorias, el imputado podría ser ubicado en dicha demarcación. De esta manera, el 10 de mayo fue capturado García González, en la calle Antonio Díaz Varela.

Una vez puesto a disposición del Agente del Ministerio Público, el imputado confesó que simuló una amistad y posteriormente una relación de noviazgo con Fabiola Nancy Vidal Yllescas para obtener su confianza.

Fue el 1 de octubre de 2015 cuando García González secuestró a su supuesta pareja, en complicidad con varios sujetos con quienes planeó y ejecutó el plagio. Sin embargo, los probables responsables privaron de la vida a la mujer minutos después, al tiempo que la abandonaron en unos terrenos de labor ubicados en el municipio de Calpulalpan.

Con las declaraciones, la Policía de Investigación se trasladó de inmediato al municipio de Calpulalpan, donde ubicaron a uno de los cómplices de Eder García González; sin embargo, el sospechoso emprendió la huida hacia la población de San Cristóbal Zacacalco, donde se refugió en un domicilio.

En ese momento, diversos pobladores se reunieron y detonaron sus armas de fuego sin motivo alguno en contra de los detectives. Ante las agresiones, los oficiales se identificaron plenamente como policías de investigación adscritos a la Procuraduría de Tlaxcala.

Empero, la gente continuó con los disparos, incluso retuvieron una camioneta de la corporación y a un Policía de Investigación, a quien hurtaron su arma de cargo, identificaciones y pertenecías, lo que permitió que el sospechoso logrará huir del lugar.

Luego de agredir por varios instantes al servidor público y bajo la amenaza de prenderle fuego a él y a la unidad, los vecinos liberaron al policía, quien fue trasladado al Hospital General de la SESA en Calpulalpan, donde fue valorado y dado de alta de inmediato; no obstante, los agresores no devolvieron la unidad y las pertenecías del agraviado.

Pese a esta obstrucción de la justicia, Eder García González se encuentra vinculado a un proceso penal por el delito de secuestro agravado, por lo que fue remitido en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Apizaco, donde enfrentará su situación legal.