Descarta diócesis de Tlaxcala, el cambio de sacerdote en San Miguel del Milagro

Fotografía: politicatlaxcala.com.mx
Fotografía: politicatlaxcala.com.mx

  • Alrededor de 17 personas habrían sido detenidas luego del conato violento entre habitantes de San Miguel del Milagro contra los de Atoyatenco y Capula, provocado por la petición de los primeros para remover al párroco de ese lugar Sergio Pérez Hernández.

Un grupo de habitantes de San Miguel, alrededor de las 4:00 de la madrugada irrumpieron policías antimotines bajo el argumento de rescatar a tres de sus compañeros que aparentemente se encontraban retenidos.

Los inconformes con el párroco amagaron con sacarlo a la fuerza de la iglesia, éste se encerró y tuvieron que arribar al lugar unos 400 granaderos quienes inhibieron un enfrentamiento directo entre pobladores, sin embargo los policías tuvieron que regresar a la presidencia de comunidad de San Miguel del Milagro para rescatar a tres de los suyos y de ahí habrían detenido a 17 personas, las cuales habrían sido trasladadas a las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE).

Para el encargado de las relaciones interinstitucionales de la Diócesis de Tlaxcala, Ranulfo Rojas Bretón hecho abajo la versión de que el sacerdote Sergio Pérez Hernández haya hecho mal uso del dinero de las limosnas y que la inconformidad en su contra se debe a que no dio permiso para la apertura de una colecturía más – son dos actualmente –, también conocidas como centros de venta de artículos religiosos.

Por el contrario, dejó entrever que son las comisiones a cargo de dichas colecturías, las cuales cambian cada año, las que no ofrecen una correcta rendición de cuentas y la molestia contra el presbítero fue porque consideró inconveniente abrir una más, por lo que descartó la posibilidad de relevarlo como titular de la parroquia de San Miguel.

En tanto , el obispo de Tlaxcala , Francisco Moreno Barrón tiene programada una reunión con una comisión de inconformes para abordar el conflicto y llegar a un punto de acuerdo que no altere la paz social en dicha comunidad, ni tampoco las actividades del santuario que es uno de los centros religiosos más importantes y visitados de Tlaxcala.