Métrica 2014: retos para Tlaxcala

Como decíamos en la anterior colaboración, el martes pasado se realizó un trabajo de capacitación a los 18 Sujetos Obligados que serán evaluados y que sirven de muestra para medir cómo va la transparencia en Tlaxcala.

La Métrica 2014 como la ha denominado el Centro de Investigación y Docencia (CIDE), seleccionado por la Conferencia Mexicana para el Acceso a la Información Pública (COMAIP)para realizarla, está ya en marcha y los pormenores se pueden seguir en el siguiente link: www.infodf.org.mx/metrica/

Ya en este mismo espacio hemos abordado cuestiones generales de dicho ejercicio científico, tratando de que los interesados, puedan tener un acercamiento serio al tema y lo puedan analizar con la suficiente profundidad; principalmente a los profesionales de la comunicación y desde luego a los académicos.

Ahora de lo que se trata, como lo anunciamos en el título arriba, es de llamar la atención sobre lo que representa en específico para Tlaxcala en cuanto a los retos que plantea.

Por lo que necesariamente hay que recordar lo que arrojó la Métrica 2010.  Y que desafortunadamente sólo llamó la atención en los aspectos negativos.  Sin conocer en estricto tales datos muchos interpretaron que Tlaxcala estaba en una total opacidad.

Por ello queremos resaltar aquí con datos concretos dónde estábamos hace tres años y dónde esperamos estar en el 2014.  Y lo haremos abordando cada una de las cuatro dimensiones que se estudiaron y que nuevamente se estudiarán.

En la llamada dimensión normativa en 2010, se tomó como referente el Código de buenas prácticas y alternativas para el diseño de leyes de transparencia y acceso a la información pública (López Ayllón coord., 2007).  Para 2014 se utilizará la Ley modelo de Acceso a la Información Administrativa de la Organización de los Estados Americanos.  Para decirlo de forma sencilla se evaluó la calidad de las leyes vigentes en cada estado.  Tlaxcala se ubicó en el lugar 19 con un valor promedio de 0.759, siendo 1 la calificación máxima que otorgaba el estudio.

Para la dimensión de portales de transparencia, dice la nota metodológica, se realizaron dos visitas a dichos portales, para ver qué tanto cumplían con lo que la ley respectiva ordena que debiera publicarse ahí y se sacó un promedio.  Resalta en principio que de los seis tipos de sujetos obligados que se evaluaron, en Tlaxcala cuatro empeoraron su calificación promedio de la primera a la segundad de tales visitas; es decir que teníamos un problema de mantenimiento y actualización (no se pudo acceder o la información estaba desactualizada) de dichas páginas, digamos grave.   Tlaxcala obtuvo en general una calificación de 0.606, es decir le faltaron cuatro décimas para alcanza el 1; lo que nos colocó en el lugar 29.

En la dimensión de “usuario simulado” se mide el proceso de acceso a la información y la calidad de las respuestas que cada sujeto obligado da a las solicitudes de información formuladas ex profeso para el ejercicio de evaluación, en nuestro caso a través de lo que nuestra ley denomina Área Responsable de Información Pública (ARI).  Aquí la calificación global que obtuvo Tlaxcala en promedio fue de 0.572, que nos colocó en el lugar 31.  Cabe destacar aquí que en cuanto al proceso el estudio encontró malas prácticas como la entrega de la información en plazos vencidos, el uso indiscriminado de la prorrogas que permite la ley u obstáculos relacionados con el pago por la información.  Y en cuanto a la calidad de la respuesta se resalta la negativa de la información bajo el argumento de inexistencia o respuestas de tipo formalista que usan terminología burocrática.

Finalmente en la dimensión de las capacidades institucionales de los órganos garantes, en principio se identificó que el modelo predominante es el de “comisionado de la información con poder de mandato” (order-makingpowercomo los denomina la literatura especializada en esto) como entidad que debe garantizar por ley el acceso a la información, pero que hacen lo propio en materia de protección de datos personales; y que ademáspromueven la cultura en ambas materias.  Autonomía, capacidad directiva, organización, capacidad operativa, y presupuesto son los aspectos revisados meticulosamente.  Tlaxcala obtuvo en 2010 0.761 lo que nos colocó en el sexto lugar nacional.

Así estábamos en 2010, la apuesta es que se ha mejorado, según las propias evaluaciones que en los últimos dos años y medio ha realizado la CAIPTLAX y que la Métrica 2014 así lo estaría mostrando.

Por otro lado y para decirlo lo más sencillo posible es que en materia de normatividad muy probablemente se suba en el ranking, considerando que somos uno de los pocos estados que cuentan ya con la trilogía base de leyes, acceso a la información, protección de datos y archivos.

En cuanto a los portales de internet se debe aspirar, igual que en la dimensión de usuario simulado, a subir por lo menos a media tabla.  Y en cuanto al órgano garante lo mínimo es esperar que se mantenga en el mismo rango ya que en términos generales en la ley y el presupuesto asignado no ha habido gran variante.

Esperamos que así sea, sobre todo al observar el interés de los sujetos obligados en la propia Métrica 2014, mostrada en la capacitación que mencionamos al principio.

e- mail: ccirior@caip-tlax.org.mx

twiter: @ccirior