Los líderes del Pri: Manuel Sánchez Vite (1970 – 1972) y lic. Jesús Reyes Heroles (1972 – 1975)

 

lideres

Manuel Sánchez Vite nació en Molango, Hidalgo el 17 de marzo de 1915. Fue un líder magisterial y político mexicano que fue gobernador constitucional del Estado de Hidalgo y dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional.
Realizó sus estudios de secundaria en la Escuela Normal Rural de El Mexe, Hidalgo; cursó la Normal en la Escuela Normal Superior (1942-1944), obteniendo el título de profesor. Estudió en la Escuela Nacional de Jurisprudencia (UNAM) la carrera de Licenciado en Derecho, habiéndose recibido en 1951. Fue maestro en varias escuelas rurales. Fue electo secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) para el periodo estatutario 1952-1955; diputado federal a la XLIII Legislatura (1955-1958) por el II Distrito del Estado de Hidalgo; fue asesor legal del SNTE y del ISSSTE; fue también procurador general del Estado de Hidalgo; senador por su Estado natal en la XLVII y XLVIII Legislaturas del Congreso de la Unión (1964-1970), habiendo fungido como secretario de la Gran Comisión. Fue electo gobernador del Estado de Hidalgo para el periodo 1969-1975, y pidió licencia para asumir la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del PRI del 7 de diciembre de 1970 al 21 de febrero de 1972, regresando a la gubernatura para concluir su mandato.
Construyó en Pachuca la Unidad Universitaria, el Instituto Tecnológico Regional, la Escuela Normal Benito Juárez, la escuela Everardo Márquez, la ejidal de Santa Julia y acondicionó la Vicente Guerrero. También levantó el edificio para el Poder Ejecutivo, la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito, el del PRI, uno para la Banda Sinfónica del Estado, el Auditorio del Estado, el edificio del DIF, el Centro Social “Margarita Maza” (hoy Biblioteca Central del Estado), el Casino Charro, el Centro de Regeneración Juvenil y el Mercado Revolución.
Colaboró en los diarios “El Universal”, Quehacer Político” y “Siempre”, así como en la revista “Siempre”.

Jesús Reyes Heroles
ferolesJesús Reyes Heroles nació Tuxpan, Veracruz el 3 de abril de 1921 y murió en Denver, Colorado el 19 de marzo de 1985. Fue un prestigioso político, jurista, historiador y académico mexicano, padre del economista Jesús Reyes-Heroles González-Garza y del escritor y analista político Federico Reyes-Heroles.
Trayectoria académica e intelectual. Recibido como abogado con Mención Honorífica en 1944 por la Universidad Nacional Autónoma de México, realizó estudios de posgrado en Derecho en Argentina en 1945, tanto en la Universidad de Buenos Aires como en el Colegio Libre de Estudios Superiores de Buenos Aires y en la Universidad Nacional de la Plata. Miembro de número -sillón cuatro- de la Academia Mexicana de la Historia en 1968 y honorario de la Real Academia de la Historia de Madrid en 1969, le fue también otorgado el doctorado Honoris Causa de la Universidad de Alcalá de Henares en 1981.
Al poco tiempo de egresar y por más de tres lustros -de 1946 a 1963- fue catedrático de Teoría General del Estado en la Escuela Nacional de Jurisprudencia -renombrada al tiempo como Facultad de Derecho- de la UNAM de varios servidores públicos, como el ex presidente Miguel de la Madrid, y por cuatro años -de 1948 a 1952- de Economía Política en la Escuela Nacional de Comercio y Administración -la hoy Facultad de Contaduría y Administración- de la Máxima Casa de Estudios, así como en la Escuela Superior de Comercio y Administración del Instituto Politécnico Nacional, escribiendo simultáneamente su extensa obra, enriquecida de su experiencia profesional, compuesta por ensayos y producciones como: Tendencias actuales del Estado -su tesis de grado, convertida en libro por su calidad- (1945); La carta de La Habana (1948); Acuerdo Arancelario General: actualidad y perspectiva (1950); La industria de la transformación y sus perspectivas, Comentarios a la Revolución Industrial en México y Bajo el signo de la inflación (1951); El papel del Estado en el desarrollo económico y Restauración, revisión y tercer camino (1952); Continuidad del liberalismo mexicano (1954); Economía y política en el liberalismo mexicano (1956); El liberalismo mexicano (en tres entregas, entre 1957 y 1961) -calificado como un texto indispensable sobre el liberalismo en México y la Reforma-; La Iglesia y el Estado en México: cincuenta años de Revolución -obra colectiva- (1960); Rousseau y el liberalismo mexicano (1961); La nacionalización de la industria eléctrica (1962); una recopilación, selección, apuntes y estudio preliminar de las Obras de Mariano Otero (1967); el prólogo de Dos ensayos sobre Mirabeau: Mirabeau o el político, Mirabeau o la política y Política macroeconómica y bienestar en México (1983).
Carrera política. Asesor en la Secretaría del Trabajo en 1944 bajo el gobierno de Manuel Ávila Camacho y de la presidencia de la República en 1952 con Adolfo Ruiz Cortines, quién también le encomendaría la jefatura de estudios económicos de Ferrocarriles Nacionales de México de 1953 a 1958. Ese mismo año, ya con Adolfo López Mateos, fue subdirector general técnico del Instituto Mexicano del Seguro Social y más adelante resultó electo como diputado federal dentro de la XLV Legislatura -de 1961 a 1964- por el Partido Revolucionario Institucional, representando a su estado natal. Asumió la dirección general de Petróleos Mexicanos de 1964 a 1970 con Gustavo Díaz Ordaz, creando en 1965 el Instituto Mexicano del Petróleo; la dirección del Combinado Industrial de Ciudad Sahagún, Hidalgo, de 1970 a 1972, la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del PRI de 1972 a 1975 y la dirección general del IMSS de 1975 a 1976 con Luis Echeverría; y su responsabilidad más importante, la de secretario de Gobernación en el periodo de José López Portillo, de 1976 a 1979. Finalmente, fue secretario de Educación Pública en el mandato de Miguel de la Madrid, de 1982 a 1985.
Sus frases se hicieron célebres entre la clase política y periodística, tanto que aún siguen siendo utilizadas en los corrillos del poder y el comentario informativo. “En política, la forma es fondo”, “Lo que resiste, apoya”, “En el ejercicio de la política hay que aprender a lavarse las manos con agua sucia”.
*Director del Periódico: “La Crónica, El Regional”.