Ni cartas a Santa Claus ni venta de espejitos a la afición tlaxcalteca

Hoy, la plataforma digital Observadortlaxcalteca sigue y será el referente en medios de comunicación, cuya certeza de una familia poblano-tlaxcalteca, va cuesta arriba en lides informáticas, amén de la crítica y del cuestionamiento, renglón mal visto o incluso ignorado por las editoriales de arraigo en Tlaxcala, incluso en la región.

Abraham Acosta Barba

Esa afición  de hueso colorado, quien por cierto sigue despotricando, aun las escenas que se vivieron en la grada del campo de futbol en Tlaxco, al realizarse el partido de la Tercera División Profesional, entre los equipos tlaxcaltecas Star Club y Linces, cuyo partido, a pesar de haber despertado el interés, además del orgullo de sus directores técnicos, Poncho Franco y  de Felipe Ramos Riso, fue todo un fiasco, el marcado reflejo, el mal planteamiento de sus estrategas.

Pero aunque es no fue todo, me dicen, que la afición, por cierto, muy escasa, arengo contra “los hijos de Felipe Ramos Riso”, gritos desmedidos y de provocación. Qué gracias a Dios no termino esa calentura como el Rosario de Amozoc.

¿Pero ello a quien le importa en un Estadio de Futbol?, y no esperemos a ver lo que ocurrió en el Estadio Jalisco…violencia desmedida, actos de salvajismo, además.

Ahí, los hombres de pantalón largo, sumisos y omisos, tragaron salida, y salieron con sus propios honores, el berrinche fue mayor para las huestes de Ramos Riso, porque siempre hablo con  el rector de la Metropolitana, tener la claves para vencer al equipo del poderoso empresario  de Ixtacuixtla, CP, Aurelio Juárez, quien ya se encuentra haciendo un análisis para replantear  estrategias.

Lo detestable, si, fue la venta de espejitos que oportunamente hizo, Poncho Franco al  empresario, que aunque ciertamente, según dijo- a la prensa, se redujo hasta más del 50 por ciento el gasto de la Temporada.

Su ignorancia fue, que les tomo el pelo a dos periodistas, incluso, les pidió, su total apoyo para que el equipo desplegara banderas durante sus jornadas.  Lo grave, no cumplió y los dejo con un palmo de narices.

DESHUESADERO…En este oficio periodístico, ya se sabe; que el directivo como ex futbolista Ismael Herrera Coca, no tenga ni  el  más mínimo respeto al quehacer informativo de los reporteros, molesta, incluso enfurece, pero así es el trabajo que ha realizado durante los partidos del equipo de la Segunda División Premier  Coyotes de Tlaxcala…Los dilemas que vivimos los periodistas en el futbol de paga es grave…a pesar de ser ignorados, se burlan del quehacer informativo. Y es que aquí en la plataforma digital Observadortlaxcalteca , no hay medias tintas.