Zavala con miedo de no llegar al Senado, por eso patalea

  • Cómo Guillermo Velázquez Gutiérrez acabo con el IAPEP
  • Robos, Abusos, Prepotencia y Pillaje de todos sus amigos

Y el escenario político electoral se movió todo con solo un movimiento de las fichas.

Concluyó la Coalición entre el PRI y el PANAL.

¿Quién ganó ó quien perdió?.

De entrada perdió Elba Esther Gordillo Morales, la líder vitalicia y sempiterna en el SNTE y “dueña del PANAL”, porque ahora sin el PRI tendrá que impulsar la candidatura de su hija y de su yerno.

Lo anterior con el lastre de su desprestigio que carga a nivel nacional a pesar de acuerdos con los Presidentes de México, desde Carlos Salinas de Gortari hasta Felipe Calderón Hinojosa, pero sobre todo porque ha arrastrado a la educación nacional, no así a sus huestes los maestros que ha impulsado.

El PANAL debe buscar mantener el registro sin alianzas.

El Revolucionario Institucional y Enrique Peña Nieto, pueden perder al enfrentar la “furia de la maestra” que operará en contra del candidato del PRI y vender “caro su amor” a algún otro aspirante el día de la elección (1 de julio).

EN PUEBLA

El primer damnificado fue Guillermo Arechiga Santamaría, quien hoy difícilmente podrá llegar a ser Senador de la República, pese a ser el consentido de Elba Esther Gordillo Morales.

Para Roberto Enrique Agüera Ibáñez, hubo una buena y una mala.

La buena: que el expediente que ya existía y tienen los medios nacionales para desprestigiarlo y volver a mostrar un enriquecimiento inexplicable quedó parado (DESPUES AHONDAREMOS EN EL TEMA). Y una más, que continuará su ascendente carrera al interior de la BUAP y protegido desde la misma Universidad.

La mala: que no logró su sueño de ser Senador de la República y así iniciar con sus planes en una carrera política fuera de la BUAP. La decisión fue tomada porque le pondrían de compañero de fórmula a Javier López Zavala, quien lo iba a arrastrar hacia el fango en el que se están hundiendo todos los Marinistas y todo lo que “apesta” a Mario Marín.

Agüera Ibáñez, salió en fotos en el reportaje que presentó la semana pasada Denisse Maerker, contra “El Compadre Precioso”, Alfredo Arango García. Hoy se ha frenado el exhibirlo y su vinculación con el anterior grupo en el poder.

ZAVALA… ¿ESTRUCTURA O TEMOR?

Lo que sí es cierto que nadie quiere jugar con Javier López Zavala por temor a caer junto con él como en el 2010 y por su vinculación directa con Mario Marín Torres, por el desprestigio, las acusaciones de corrupción y que la gente no le cree que no tiene nada que ver con su “padre putativo”.

La dirigencia nacional del PRI determinó colocar estratégicamente a López Zavala como segundo en la fórmula al Senado, porque si quiere llegar al nuevo edificio de Reforma tiene que trabajar con la estructura que presume a todos, para que tanto Blanca Alcalá Ruiz como él ganen y así ambos lleguen a la Cámara Alta.

Pero sabe que puede perder y por eso quiere la primera posición, para que en caso de no ganar llegue como la primera minoría, tal y como está actualmente Melquiades Morales Flores, quien perdió con su ahijado y actual gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas, en el 2006.

DE ROBOS, ABUSOS Y PILLAJE EN EL IAPEP

Este es un correo que llegó de cómo Guillermo Velázquez Gutiérrez y sus compinches acabaron con el IAPEP:

(PRIMERA DE TRES PARTES)

“Antes de entrar en la explicación creo conveniente señalar que muchos de los que participamos en la campaña electoral para vencer al marinismo, creamos expectativas de cambio verdadero, esto es, de modificaciones estructurales, legales, organizacionales, financieras y sobre todo morales que se repercuten en el bien social, hoy después de más de un año de haber ganado la elección estatal y a casi doce meses del ejercicio de gobierno, vemos que el avance político parece corto y puede parecerlo por la dificultad que presenta el arreglo de un sistema ampulado, con vicios, fallas, ineficiencias y quebrantos como el que dejaron los hampones que lo administraron durante ochenta años, una de nuestras visiones principales, fue la de lograr transitar del fango hacia la honestidad, cosa no fácil de lograr sobre todo por la acentuada costumbre de bregar en la ilegalidad.

Desafortunadamente no falta siempre el negrito en el arroz y éste es el caso de quien fuera Director del Instituto Para la Asistencia Pública del Estado de Puebla (IAPEP), a quien por falta de aceptación de otra persona, el Sr. Gobernador le otorgó la confianza para coordinarlo y proyectarlo hacia escenarios de productividad y eficiencia que le permitieran reposicionarse política, económica y administrativamente a Guillermo Velázquez Gutiérrez, a quien tal vez se le consideró capacidad y experiencia para tal tarea; desafortunadamente no fue así y aquí lo importante es saber por qué, asunto que me exigirá hacer varias entregas de información para dejarlo claro a la opinión pública.

Guillermo Velázquez Gutiérrez, es titulado de la licenciatura de Sistemas computacionales, la cual cursó sin pena ni gloria. Por su membresía en el mal logrado Yunque pudo trabajar en la administración municipal de Gabriel Hinojosa en el área de Recursos Materiales en donde realizó diversos negocios de beneficio personal, con las modificaciones de áreas de trabajo de donde extraía en complicidad con sus subordinados, materiales diversos que utilizó en sus propiedades particulares, para esto hacía uso indebido del personal, vehículos y apoyos económicos del Ayuntamiento, lo que le permitió obtener dinero adicional al de su sueldo, aprovechando de manera deshonestas las relaciones que entablaba con proveedores y prestadores de servicios.

Posteriormente en la administración de Luis Paredes Moctezuma, se ubicó como Director de Recursos Materiales y Servicios Generales  puesto en el cual continuó con robos menores hasta que haciendo grilla y con ayuda de otros miembros del
yunque logró desplazar a quien era Secretario de Administración para quedarse con ese puesto, desde el cual obtuvo poder y control por el manejo presupuestal, el comité de adjudicaciones, los almacenes, los recursos humanos, la capacitación, los vehículos, los seguros, los contratos, los equipos y abastecimientos informáticos y con ayuda de un personaje apodado “la marrana” obtuvo recursos del narcomenudeo con lo que logró grandes y sucios negocios y altas utilidades, las que hoy refleja en sus casas, autos y terrenos adquiridos en su natal Atlixco.

Con lo obtenido por sus fechorías, Guillermo Velázquez apuntaló su campaña para la diputación federal, la cual obtuvo y ejerció por tres años sin que tan sólo hubiera presentado una iniciativa de ley y sin que reportara beneficios para la región que lo eligió. Su triste y gris estancia en el Congreso le sirvió sólo para obtener su título de maestro y concesiones de transporte de carga con las que estableció una empresa de fletes la que hoy maneja su esposa. Como el poder y la avaricia son hermanos de los ambiciosos en 2010 se registro para contender por la candidatura interna para la presidencia municipal de Atlixco, la que afortunadamente perdió ya que la veía como su botín político y no como un proyecto paralelo al del gobierno del estado, chuscamente se cuenta que los votos que le faltaron para lograr esa candidatura interna, fueron de uno de sus compadres de nombre Jorge, quien no lo consideró con capacidad ni le otorgó confianza para el ejercicio del encargo. Ante tal escenario y sintiéndose indispensable se alejó de los equipos de trabajo de la campaña para la gubernatura 2011-2017 y de presidencia municipal de Puebla, al ver que sus aspiraciones políticas se depreciaban, obviando su soberbia y tragándose su orgullo se acercó a la casa de campaña a donde por conmiseración le asignaron actividades en el área de “asuntos sin importancia”. Consumada la elección gubernamental no fue considerado para el desempeño de ningún cargo importante, razón por la que acudió a un amigo quien logró que le asignaran un empleo y fue así como premio de consolación y ante la falta de quien quisiera el puesto, le fue asignada la Dirección del IAPEP, y triste el día y la hora en que esto sucedió porque hoy se ven los resultados de su incapacidad para ejercer ese puesto porque aunque la extinción del Instituto era una posibilidad, por la falta de trabajo eficiente y honesto, hoy ya es una realidad que pesa para la comunidad menesterosa  del Estado y para todos los trabajadores de base y de confianza del IAPEP que ahora poco a poco seremos liquidados hasta desaparecerlo. Pero ¿por qué no se dieron resultados que favorecieran al IAPEP?

La respuesta es muy simple primero diré que Guillermo Velázquez es un ignorante de lo que representa la asistencia pública, un gran desconocedor de las funciones, acciones y procesos para obtener honestamente recursos económicos para apoyar las acciones filantrópicas, un gran desconocedor del entramado de las redes sociales de apoyo material, económico y humano para la ejecución de programas asistenciales; un inútil para dirigir, coordinar y controlar a los equipos de trabajo para hacer productiva a la dependencia la cual cuenta con los elementos y recursos que producen riqueza y que evitan al Gobierno del Estado la asignación de partidas presupuestales para el IAPEP porque es autosuficiente y solamente requería de trabajo intenso y sobre todo honesto, algo que sólo se daría si la persona encargada tuviera el perfil apropiado en lo profesional y en lo humano, lo que no se dio con Velázquez Gutiérrez.

Mañana continuará la denuncia de lo que ha pasado en el IAPEP porque se trata de un documento amplio donde hay nombres y raterías.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS

Correo: lagg9756@yahoo.com.mx

Twitter: @Luiguiglez