Corrupción en el IAPEP de funcionarios Morenovallistas

  • Guillermo Velázquez y secuaces saquearon el instituto
  • Corrupción, ignorancia y desconocimiento en la denuncia

 

(SEGUNDA PARTE)

Ayer publicamos la primera parte de una denuncia que hacen trabajadores y ex trabajadores del Instituto de Asistencia Pública del Estado de Puebla –IAPEP- donde hacen señalamientos precisos y claros de cómo acabaron con el Instituto Guillermo Velázquez y quienes llegaron a laborar con él.

Esta es la segunda parte:

“Por otro lado su marcado desinterés para aplicar un plan de trabajo que con diversas acciones positivas se generara una sinergia que pusiera en movimiento a todos los elementos humanos, financieros, materiales y técnicos del instituto para mejor su situación y si al fin de cuentas fuera a extinguirse, sus unidades productivas, sus propiedades y sus bienes muebles pudieran alcanzar un mejor nivel de venta en el mercado.; pero el señor Velázquez no tuvo un miligramo de inteligencia para elaborarlo y venderlo a sus superiores inmediatos. Tal vez esto fue para tener un mejor terreno para realiza fechorías como las que la Contraloría detectó  (a medias ) en el Monte de Piedad (donde existe un desfalco importante), durante el tiempo que el tristemente célebre José Luis Britto de la Fuente lo controló desde el cargo de Subdirector de operaciones, ciertamente al tomar la administración el Instituto se infirió que existía una mafia integrada por el entonces Director, los coordinadores de las sucursales, los valuadores y los responsables de las almonedas, quienes hacía jugosos negocios con el oro, pedrería, joyas, relojes, equipos de cómputo y electrodomésticos, pero como la entrega recepción fue mal realizada no se obtuvo evidencia para denunciar los malos manejos y como urgía quitar personas para ingresar en esos puestos a otros neófitos y corruptos miembros de los que Velázquez y Britto denominaron “el equipo” , con el que igualaron en corruptelas a los que liquidaron. Como distintivo disciplinario a ese equipo, Velázquez impuso dentro de su conocida humildad la obligación de que se dirigieran a él como “Maestro”, mote que les encomendó difundieran entre todo el personal para que se le hiciera reverencia y se le distinguiera de los demás servidores públicos del IAPEP. De forma paralela concedió  a los miembros de su equipo canonjías en horarios y asistencias, los que se aplicaron discrecionalmente permitiéndoles entrar a la hora que les convenía y salir de la misma manera y lo que es más grave, el permitir que pudieran faltar al desempeño de sus funciones por largos tiempos siendo así que algunos sólo se presentaban a cobrar cada quincena como son los casos de Edgar Moranchel Carreto, (Coordinador de Seguimiento Operacional), Adrián Horacio Sarmiento (Comunicación Social), Alejandra Fonseca (Informática), Julieta Martínez (Procuración de Fondos), Rubén Martínez Velazco (Memorial de la Piedad), Mauro Escalona Gómez (ExHda de Chautla), lo que resulta en una malversación de los recursos patrimoniales del Instituto.

Debido al desmedido interés que Velázquez Gutiérrez tiene por la candidatura a la diputación federal   por Atlixco, las constantes faltas de las personas señaladas son porque se dedican a visitar las zonas en donde realizarán giras proselitistas, para lo que disponen de los vehículos del instituto, los que lógicamente son abastecidos de combustible con vales que también esquilman al IAPEP y qué decir de los gastos de los fondos revolventes, éstos se dedican al pago de las comidas en éstos eventos y se comprueban con facturas de diversos restaurantes y otras apócrifas. Para colmo en el abuso que se hace de los vehículos también participa la esposa del Sr. Velázquez que tiene para su uso permanente la camioneta suburban que esta asignada a la Dirección General, pero como todo es autorizado por Velázquez Gutiérrez es válido, pues sus facultades se lo permiten.

Desde el inicio de su gestión Velázquez realizó acciones corruptas como el extraer del Monte de Piedad computadoras laptop que vendió entre su equipo, también en coordinación con Britto de la Fuente extrajo varias pantallas planas y varias cámaras digitales argumentando que serían objeto de donación y de utilización en el sistema de circuito cerrado de la dirección. Para poder realizar éstos hurtos nombró como subdirector de control de Operaciones a José Luis Britto de la Fuente quien además de disponer del fondo revolvente y de los ingresos de los pagos hechos por los pignorantes, también se sabe extraía oro de las piezas que formarían parte de los envíos a fundición, para ello Britto y Velázquez “congelaron” al entonces director del Monte de Piedad.

Debido a los excesivos abusos, la Contraloría intervino Vidal Ruíz y otras sucursales, actuaciones en las que determinaron múltiples anomalías, las que a la postre ocasionaron que se cambiara a Britto por Víctor Aguilar, éste enroque sólo se hizo con la intención de mejorar económicamente a Víctor Aguilar y proteger a Britto de la Fuente, ubicándolo en otro negocio en donde pudiera seguir realizando actos de corrupción ya que se sabe se ha coludido con el personal de patio del Memorial de la Piedad para obtener recursos económicos de los servicios que fuera de norma prestan a los deudos, como son el arreglo de las fosas, servicio por el cual cobran altas cuotas por las que no se entregan recibos oficiales.

Los que aquí hemos trabajado desde hace ya mucho tiempo decimos que en las administraciones del PRI, si eran rateros pero en cuanto  al trabajo cumplían o sabían guardar las apariencias, entre ellos había muchos prepotentes pero sabían su trabajo, cumplían con sus responsabilidades, eran exigentes pero daban resultados al grado de que nunca tuvieron problemas de comprobaciones; pero éstos nuevos “funcionarios” no cuentan con estudios, no tienen experiencia, no conocen el trabajo público, son haraganes y creídos, se sienten hechos a mano, y se valen de todo mundo para hacer lo único que quieren que es robar, robar y robar.

La pregunta obligada de ustedes será entonces ¿quiénes son los miembros del equipo de Velázquez?, pues bien entre ellos se encuentran:

1.    Edgar Moranchel Carreto

2.    Antonio Cervantes

3.    Arturo Montiel Aguirre

4.    José Luis Britto de la Fuente

5.    Victor Manuel Aguilar

6.    Adrián Horacio Sarmiento

7.    Conrado García

8.    José Antonio Pastor Andrade

9.    Rubén Martínez Velazco

10. Mauro Escalona Gómez

11. Alejandra Fonseca

12. María del Mar Juárez

13. Beatriz Beltrán

14. Julieta Martínez

15. José Luis Pellón

16. Hugo Sánchez Torres

17. Delfino Jácome

 

Ahora de cada uno de ellos diré algunas características y de su desarrollo profesional (¿?)

 

Edgar Moranchel Carreto

Inseparable de Velázquez, hijo del nefasto Secretario del sindicato del Municipio de Atlixco, primo hermano de los famosos Tiro Moranchel (actualmente presos por fraude), no cuenta con estudios de abogado como presume, es un haragán y desconoce el trabajo para el que fue puesto, su principal actividad es acosar sexualmente a sus compañeras de trabajo y el aprovecharse económicamente del puesto que tiene y su apodo es “el cerdo”.

Antonio Cervantes

Prepotente desconocedor del trabajo público, representante de una asociación civil fantasma, ex funcionario público federal de donde fue inhabilitado por malversación de recursos públicos y aunque cuenta con estudios es flojo y atenido al que hacer de los demás.

Arturo Montiel Aguirre

Este es un caso especial porque es herencia de la administración marinista para la que trabajo 6 años en la secretaría de cultura, aunque cuenta con preparación académica muestra no tener conocimiento del trabajo al que fue asignado porque sus resultados son pobres ya que se la pasa dedicado a la atención de los requerimientos personales de Velázquez Gutiérrez, le carga el portafolio, le sacude el saco, y hace en lo que puede el trabajo que le corresponde a Moranchel Carreto; su actividad principal se concentra en quitarle actividades y responsabilidades a Velázquez.

José Luis Britto de la Fuente

De 62 años aproximadamente, con estudios de contabilidad y supuestamente con una maestría, es un gran desconocedor del trabajo de gobierno. No obstante el haber sido secretario del Gobierno del Ayuntamiento de Atlixco hace algunos años, por su alcoholismo se divorciaron de él y ahora su afición es acosar sexualmente a sus compañeras de trabajo con las que busca compañía y hospedaje, debido a su neurosis y al desconocimiento de las funciones que se le asignan, es prepotente, es fiel guardián de las espaldas de Velázquez, su corrupción dejó huella en el Monte de Piedad y ahora lo está haciendo en el panteón de la Piedad donde lucra con el dolor ajeno.

Víctor Manuel Aguilar

De profesión contador, aunque no conoce el trabajo público es empeñoso incondicional de Velázquez, es vivo para los centavos y durante el tiempo que estuvo a cargo del panteón de la piedad se coordinó bien con los que generan economía informal que son los auxiliares de patio que cobran por fuera y sin recibos oficiales, los arreglos de las fosas de las que se dice tienen un costo adicional de $11,000.00, los que se consiguen por la apuración de las personas que necesitan de esos servicios.

Hoy esta persona está en el Monte de Piedad sustituyendo a Britto y tratando de tapar todos los hoyos que éste dejó en su mal actuar, pero también realiza detección de artículos de almoneda para que sean comprados con descuentos por los miembros del “equipo” y entre ellos el “Maestro”.

Mañana presentaré la Tercera Parte de la denuncia que hicieron llegar al correo.

Ustedes tendrán la última palabra y podrán leer quienes más están involucrados en la corrupción y desfalcos en el IAPEP.

 

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS

Correo: lagg9756@yahoo.com.mx

Twitter: @Luiguiglez