Editorial – ¿Quién llegara limpio al 2012 a los Pinos?

  • El proceso electoral para renovar la Presidencia de la República en el 2012 sigue su curso natural, con los precandidatos realizando sus movimientos, alianzas, internas y externas, y negociaciones a su interior para lograr el cobijo partidista. Los siete aspirantes que hoy buscan la silla presidencial protagonizarán, por lo menos hasta febrero del próximo año, la vida política del país. Sin embargo la amenaza de una avalancha de acusaciones, pesa sobre ellos.

A poco más de siete meses para las elecciones de julio y a tres de que se cumpla el plazo para elegir candidatos, todavía no hay definiciones sobre cuál será la terna que disputará la Presidencia. En cambio, las tendencias marcan favoritos en cada una de las principales fuerzas políticas del país (PAN, PRD y PRI), sin que hasta el momento alguna pretenda adelantar su selección.

Actualmente, la encuesta más reciente de Consulta Mitofsky coloca a Enrique Peña Nieto (PRI), Josefina Vázquez Mota (PAN) y Andrés Manuel López Obrador (PRD) como punteros en sus procesos internos –unos con cómodas ventajas y otros con apretadas diferencias–, que de concretarse como terna definitiva significaría el regreso del tricolor al Ejecutivo federal con una clara ventaja.

Mientras que otras posibilidades –sin la participación del mexiquense y con Beltrones ocupando su lugar–, augurarán una contienda más reñida, pero aún favorable para el PRI.Hoy entre el priismo hay desconcierto y ese desangelado apoyo al político.

Los escenarios son distintos para cada partido de acuerdo con las situaciones por las que atraviesa cada uno. Para el PRI se augura una candidatura de unidad en torno a la figura de Enrique Peña Nieto, aunque la renuencia de Manlio Fabio Beltrones para ceder sus aspiraciones y su experiencia política lo llevarían a manejar su declinación en busca de un mejor posicionamiento en la esfera política a la espera de concretar sus intereses en las elecciones de 2018.

En el PAN los números respaldan a los candidatos no favorecidos por la Presidencia (Josefina Vázquez Mota y Santiago Creel), aunque entre panistas –quienes decidirán a su abanderado– toma forma la eventual designación de la diputada con licencia, lo que obligaría a las corrientes calderonistas a cerrar filas a favor de la ex secretaria federal, quien es impulsada por su manejo al interior del PAN y el estandarte de la equidad de género, al ser la primera mujer con posibilidades reales de habitar Los Pinos.

Mientras tanto, en medio de los mensajes de unidad y compromisos para respetar la voz del pueblo, el PRD promete ser la primera de las fuerzas políticas en nombrar un candidato presidencial; sin embargo las lecturas auguran un cuello de botella en los resultados que serán presentados este 15 de noviembre y derivarán en una etapa de precampañas entre Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard.

De esta forma, el partido en el poder esperara hasta el 18 de febrero de 2012 para seleccionar a su candidato; el PRI hará lo propio el día 5 del mismo mes para elegir el ex gobernador mexiquense y su coordinador de la fracción en el Senado; mientras que el PRD tendría que resolver sus asuntos internos para seleccionar a su representante antes del 22 de febrero del próximo año, fecha límite establecida en la ley electoral.

De esta manera, los siete presidenciables estarán bajo la lupa por lo menos hasta el segundo mes del año venidero, convirtiéndose en actores de primer plano en la vida política de México.

Sin olvidar que en la tierra de Beatriz Paredes Rangel, el gobernador Mariano González Zarur, a pesar de tener “mano” en la contienda federal ya mueve a sus peones de una manera trascendente, porque aunque hasta el junior Enrique Padilla ha decidido ir tras la diputación federal, jura y perjura que ya esta palomeado, otro que intenta verse favorecido en este proceso es el alcalde de Chiautempan, Ángel Meneses Barbosa y Blanca Águila Lima. Al tiempo en esta recta final de diciembre y enero,próximo.

  • editorial
  • 2012